Metroidover
Advertisement


Corpius es una enorme criatura con características similares a las de un reptil y un jefe que Samus Aran enfrenta en el planeta ZDR durante los eventos de Metroid Dread.

Características

Biología

Corpius es una criatura sin piernas, lo cual la obliga a desplazarse mediante arrastre con sus brazos musculosos. Su cabeza, similar a la de un reptil, posee ocho ojos amarillos y parece estar formada por raíces. Su cuerpo es de color turquesa y acaba en una prolongación rojiza y musculosa con espinas. De su espalda sale una cola que puede extenderse, acabada en un bulbo que puede dilatarse para lanzar proyectiles y en una punta filosa.

Corpius tiene la habilidad de volverse invisible y puede, además de atacar físicamente, lanzar proyectiles y gas venenosos.

Batalla

Corpius es un jefe de Metroid Dread. Samus Aran lo encuentra en Artaria y, una vez lo vence, obtiene el Camuflaje Espectral.

Antes de la batalla, Corpius puede ser visto en su forma invisible en el fondo del escenario. Finalmente aparece en una cámara con una estatua Chozo gigante con una capa. Samus le lanza un misil, se desliza debajo del monstruo y se prepara para la batalla.

Primera fase

Corpious proyectil verde md.png

Corpius trepa a lo largo del suelo y ataca con estocadas realizadas con la cola, que se arquea y extiende. Si el monstruo falla, la cola se quedará atorada en el suelo durante dos segundos. Si Samus se queda entre la cola y el cuerpo de Corpius, podrá disparar a la cabeza de la criatura. Tras su ataque con la cola, Corpius lanzará esferas verdes tóxicas que pueden ser destruidas para obtener Cápsulas de Energía o Munición de Misiles. Si Corpius ataca con su cola, la balanceará hacia atrás.

Segunda fase

Corpious invisible md.png

En una secuencia, Corpius se vuelve invisible, aunque se le puede ver aún. El bulbo de su cola brilla en amarillo. Samus debe disparar a este punto de cola, que se vuelve rojo mientras Corpius recibe daño. Cuando recibe suficiente daño, Corpius parpadea y se vuelve más agresivo, de forma que destroza parte de la habitación y expone superficies imantadas en las paredes.

Corpius aparecerá visible de nuevo dando la espalda a Samus y la atacará bajando su cola agresivamente a modo de látigo. Samus puede deslizarse bajo Corpius para evitar el ataque y usar el Contragolpe para aturdir al jefe. Acto seguido, se le puede disparar a la cabeza y se verá una pequeña secuencia donde se realiza un Golpe de Gracia. Corpius se deshará de Samus, la agarrará con la cola y la colocará frente a su cara, lo que se puede aprovechar para dispararle.

Tercera fase

Corpious gas md.png

En esta fase Corpius lanzará una nube de gas desde su boca hacia el suelo. Samus debe usar el Aracnoimán en las superficies imantadas y esperar a que el gas se disipe. Mientras tanto, puede disparar a la cabeza del enemigo. Después, este intentará empalar a Samus y lanzará burbujas verdes. Mientras se acerca a la pared, realizará una embestida que derribará a Samus y, a continuación, se volverá invisible. Samus deberá repetir la estrategia de la fase anterior: disparar al bulbo y deslizarse cuando Corpius le dé la espalda.

Una vez es derrotado, se verá una secuencia en la que Corpius, debilitado, mira a Samus, quien carga su rayo. La criatura se lanza hacia ella en un último esfuerzo. Samus dispara y salta a través de la cola de la criatura. Corpius destroza la estatua Chozo de la sala y colapsa. Samus, por último, agarra la cola de la criatura mientras esta se desintegra para asimilar el Camuflaje Espectral.

Galería

Advertisement