FANDOM


Los Chozo son unas enigmáticas criaturas en forma de hombres pájaro, conocidos por su avanzada tecnología que supera con creces a todo lo que ha creado otras especies o gobiernos como lo es la Federación Galáctica. Poco se sabe de ellos a profundidad, sin embargo sus acciones son el detonante de muchos de los eventos que suceden a lo largo de la saga.

Orígenes

Chozo alado y Chozo arrodillado mzm
Chozo mural tributo mzm

Es desconocido en qué momento de la historia de la galaxia se originaron los Chozo, del mismo modo se desconoce el lugar de su procedencia, incluso ellos mismos aseguran desconocer su propio origen,[1] sin embargo ellos, con el pasar del tiempo, se convirtieron en la civilización con la tecnología más avanzada de la galaxia y del universo, asimismo se convirtieron en una civilización guerrera con la más avanzada fuerza de combate y creadora de armamento de muy alto poder,[2] pero no hay indicios para asegurar que, dada esta condición guerrera, hayan sido conquistadores o un pueblo belicoso. Entre estas armas se encuentra el Traje, utilizado por los guerreros en las batallas y que fue creado por un científico llamado Dryn.[3]

400px-ChozoTribes

En la antigüedad los Chozo mantenían una civilización compuesta de distintas tribus[2] que parecían vivir en un sistema monárquico o imperial, pues existen murales tallados por ellos mismos en el que se muestra gente de su raza ofreciendo tributos a lo que parece ser una clase de rey o emperador a juzgar por la corona sobre su cabeza, o incluso a otras figuras que tienen alas en la espalda. De hecho, los Piratas Espaciales se han referido a la civilización Chozo como "gran imperio Chozo" en algunos de sus registros.[4] Del mismo modo parecían tener una religión en la que rendían culto a una deidad llamada Dios de la Guerra, algo que contrasta con sus viejas maneras guerreras. En su cenit evolutivo, ellos desarrollaron asombrosas habilidades para saltar a grandes alturas, convertir sus cuerpos en esferas, correr a altas velocidades, entre otras.

Posiblemente Elysia

Eventualmente, desconociéndose en qué momento sucedió, los Chozo sufrieron un cambio radical en sus cuerpos: perdieron sus alas y, debido a su larga esperanza de vida, también su fertilidad, significando que se volvieron incapaces de concebir vida, lo cual llevó a los Chozo a una disminución alarmante de su población. Esta situación también provocó un giro en su cultura, algunos de los Chozo abandonaron la guerra y decidieron emplear el tiempo que les quedaba en ayudar a que otras especies alcanzaran la prosperidad.[5]

En este punto desconocido de la historia, ciertas tribus de Chozo se volvieron pacíficas y desde entonces se dedicaron a compartir su conocimiento con otras civilizaciones a lo largo de la galaxia, siendo algunos ejemplos los Luminarios o los Reptilicus, también colonizaron varios planetas y los convirtieron en sus hogares, sobre los cuales construyeron ciudades y dejaron registros de su historia y cultura, sea en murales o en forma de diferentes artefactos de los cuales las estatuas son las más comunes. Otras tribus, sin embargo, no renunciaron a su condición guerrera, pero al igual que los otros también se convirtieron en colonizadores.

Sistema Kalandor

Colonización de Elysia y construcción de Cielolab

Sistema Solar de la Federación

Un tiempo después, 1500 años antes del Ataque de Norion, una tribu Chozo compuesta de científicos y astrónomos llegó al futuramente nombrado Sistema Solar de la Federación (en el Sistema Kalandor), un sistema solar compuesto por tres planetas. En ese entonces, el planeta Norion (el segundo del sistema) era inhabitable, el primero estaba ya ocupado por los Reptilicus y recibía el nombre de Bryyo. Fue el tercer planeta, Elysia, un gigante gaseoso, en el que los Chozo decidieron establecerse.

Cielolab1

Encima de las nubes construyeron un vasto complejo formado por un entramado de habitáculos y estructuras interconectadas mediante Tirolinas y pequeñas plataformas flotantes. Este complejo recibió el nombre de Cielolab, un observatorio que tenía como fin el estudiar el cosmos y los planetas que este alberga, creyendo que de esta manera podían encontrar las respuestas a innumerables preguntas, posiblemente refiriéndose a los secretos del universo.[1]

Pasaron 50 años y los Chozo se vieron obligados a encontrar una solución con respecto al mantenimiento de la estación, pues los vientos y las tormentas constantemente provocaban daños y aquello les estaba quitando tiempo a sus estudios. La solución fue la creación de los primeros Elysios, unos mecanoides que en un principio eran rudimentarios pero que fueron capaces de asistir a los Chozo en los trabajos de mantenimiento, dándoles la oportunidad a sus creadores de seguir estudiando las estrellas.

De'la y N'ge MP3

Representación del encuentro entre De'la y N'ge

Durante los siguientes 400 años los Chozo continuaron observando el cosmos con sus Satélites Elysios. En una de estas ocasiones, una Investigadora Chozo halló un objeto a una distancia tan lejana hasta para los estándares Chozo, los pocos datos analizados arrojaron que era un planeta viviente, pero más allá de eso no se supo nada más. Este planeta, que en un futuro recibiría el nombre Phaaze, pasaría desconocido e ignorado por los siguientes siglos. Paralelamente, se sabe que otros Chozo de la estación viajaron al planeta Bryyo para responder al "llamado" de los Reptilicus cuando estos lanzaron sus primeras naves; durante el encuentro, un Chozo llamado De'la otorgó el don de la sabiduría al emperador N'ge, y ambas especies intercambiaron conocimiento y tecnología.

Finalmente, pasados los 400 años, los Chozo tomaron la decisión de abandonar Elysia, dejando a los elysios la tarea de cuidar Cielolab hasta que llegasen otros en busca de conocimiento, asimismo la Investigadora Chozo les encomendó continuar con la búsqueda del planeta viviente. Los Chozo se fueron hacia al planeta Tallon IV en el Sistema FS-176, donde vivirían por los siguientes 1000 años.

Tallon IV

Asentamiento

La razón por la cual los Chozo abandonaron Elysia nunca se ha explicado claramente, sin embargo se sabe que al llegar a Tallon IV se deshicieron de gran parte de su tecnología para vivir en armonía con la naturaleza, creyendo que de esta manera podrían revelar los secretos que oculta el universo. Posiblemente haya sido esta misma razón que los motivó a irse del planeta gaseoso y vieron a Tallon IV como el lugar indicado para alcanzar dicha meta.

Sala Ancianos MP

Una vez que llegaron, construyeron una colonia sobre tierra firme utilizando la piedra como principal material de construcción, la poca tecnología que utilizaron fue para construir sistemas de drenaje, sistemas robóticos de seguridad, unidades de incineración de basura, la elaboración de ciertos objetos decorativos o escudos de energía que bloquean caminos. Se sabe que construyeron un Horno que posiblemente utilizaron para la forja de metales con los que elaborarían todos estos elementos.

Templo de Hielo Chozo MP

Abarcaron también la región polar de Phendrana donde erigieron templos e incluso algunas pequeñas colonias más. En las Cavernas Magmoor, un lugar bajo la superficie del planeta, no hay rastros de asentamiento, posiblemente debido a sus condiciones extremas que varían desde el Calor Extremo hasta las peligrosas criaturas autóctonas, sin embargo se sabe que múltiples Guerreros Chozo entrenaron en este lugar y en su honor se construyó un sepulcro.[6] La existencia de guerreros durante esa época es otra prueba de que no todos los Chozo abandonaron dicha costumbre, y dado que los Chozo de Tallon IV eran pacíficos podría significar que los guerreros pertenecían a una tribu diferente que provenían de alguna otra colonia.

Sepulcro del Guerrero vista isométrica mp

Por otra parte, se sabe que en algún momento de la historia los Luminarios se encontraron con los Chozo. Los Luminarios describen que todas las civilizaciones con las que hicieron contacto ya habían encontrado sus propios hogares y formado vínculos especiales con sus planetas, y esto motivó a los Luminarios en hacer lo mismo, es decir en encontrar un hogar en forma de planeta.[7] Partiendo de este hecho, se puede afirmar que fueron los Chozo de Tallon IV quienes conocieron a los Luminarios cuando estos eran nómadas.

Con el pasar de los años, la armonización de los Chozo con el universo fue estrechándose cada vez más hasta el punto en que desarrollaron el don de la Adivinación, una habilidad que les permitió ver el futuro mediante las ondas del agua y el soplo del viento. Muchas de las profecías eran oscuras y la mayoría de ellas no iban a cumplirse, pero de entre todas había una profecía que más temían los Chozo: la llegada de una entidad a la que llamaron el Gusano, y que comenzaría a devorar el planeta hasta descomponerlo. Sin embargo, para el horror de los Chozo, esta profecía terminó haciéndose una realidad.

El Phazon y el abandono del planeta

Cráter del Impacto desde fuera MP

Cráter del Impacto

Desde el lejano planeta Phaaze, el mismo mundo que la Investigadora Chozo de Elysia había encontrado un milenio atrás, uno de dos Leviatánes conocidos abrió un Agujero de Gusano con destino al planeta Tallon IV. El meteorito tomó por sorpresa a los Chozo y estos no pudieron hacer nada para evitar su colisión sobre la superficie. El impacto tuvo tal potencia que una lluvia de escombros salió disparada hacia el espacio hasta quedar en órbita alrededor del planeta, pero eso no era lo peor, sino que el meteoro cargaba consigo una sustancia radioactiva a la que ellos llamaron el Gran Veneno, y que pronto comenzó a extenderse alrededor del globo y dentro de su corteza, matando y mutando a cuanta desafortunada criatura entrase en contacto, y contaminando las aguas y los árboles.

Chozo ghost ingame

Pero lejos de quedarse de brazos cruzados a pesar de los horrores que veían sus ojos, los Chozo pronto comprendieron que ellos eran los únicos capaces de impedir que la corrupción del Phazon siguiese extendiéndose. Para contener la contaminación, los Chozo restantes dedicaron sus esfuerzos en la construcción de un templo con un místico Sello en su centro, un sello potenciado por doce Artefactos Chozo y que posteriormente esparcieron alrededor de todo el planeta en zonas ocultas, previendo así que en un futuro llegaría gente que buscaría los artefactos con fines egoístas. Al mismo tiempo, la contaminación estaba comenzando a corromper incluso a los propios espíritus de los Chozo que fallecían, convirtiéndolos en los Desviados, seres que únicamente seguían el instinto de proteger sus tierras y lugares sagrados de cualquier ser viviente.

Sello abierto en el Templo de los Artefactos mp

El Sello

A pesar de todos los esfuerzos, el sello no era omnipotente, los Chozo sabían que su poder no era el suficiente como para contener el Phazon para la eternidad, pues este seguiría expandiéndose por los siguientes años aunque de una forma más lenta de lo normal y eventualmente el mismo sello se rompería. Sin embargo gracias a sus profecías sabían que no todo estaba perdido, en una de ellas, llamada Profecía de la Luz, veían una luz que tomaba forma de una mujer, una imagen prevaleciente en medio de toda la oscuridad, persiguiendo a las sombras y purificando lo contaminado. Los Chozo llamaron a esta figura el Enviado y creyeron que era la única esperanza que acabaría con la oscuridad que lentamente asolaba el planeta.

Templo destruido mp

Se sabe que los Chozo abandonarían Tallon IV hacia un destino desconocido poco después de haber terminado de construir el Templo de los Artefactos.[8] Pero antes de marcharse se aseguraron de dejar alrededor del planeta sus armas y armaduras que ayudarían al Enviado en su cruzada contra el mal. El sello pudo aguantar la expansión del Phazon por las siguientes cinco décadas hasta que Samus llegó al planeta y eliminó la corrupción del Phazon junto al Gusano, cumpliéndose así la Profecía de la Luz.

Zebes

Artículo principal: Historia de Zebes
Zebes MSR

Comienzos

Una tribu Chozo proveniente de una dirección desconocida colonizó en algún momento el planeta Zebes dentro del Sistema FS-176. Los primeros pobladores llegaron a Zebes por medio de un tipo de nave nodriza que, por causas desconocidas, perdió el control y acabó estrellándose sobre la superficie, razón por la cual recibiría posteriormente el nombre de Nave Hundida.[9] El choque no dejó saldo blanco, sin embargo, pues algunos de sus tripulantes murieron y sus espíritus permanecerían atrapados en el interior por varios años.[10]

Jeroglificos Choso 3

Pero a pesar de las dificultades, los Chozo supervivientes tuvieron todo lo necesario para poder colonizar el planeta en cada uno de sus rincones. El asentamiento principal se elaboró en Crateria, un conjunto de estructuras hechas principalmente con piedra (similar a como lo hicieron sus "parientes" en Tallon IV) que recibió el nombre de Chozodia. En Chozodia se elaboraron también una serie de murales, pinturas y estatuas en representación de la antigua cultura Chozo cuando solía ser un pueblo enteramente guerrero.

Cerca de Chozodia levantaron también un templo ceremonial compuesto también de piedra, motivos arquitectónicos y estatuas. Con el tiempo también fueron expandiéndose a otras zonas del planeta, tales como lo son Brinstar, Norfair, Maridia, entre otras más, pero en dichos lugares no levantaron colonias sino múltiples estatuas hechas con el fin de resguardar reliquias de su creación.

Creación del Cerebro Madre y la Federación Galáctica

Cerebro Madre artwork mzm

Tras la fundación de la civilización Chozo en Zebes, sus habitantes serían conocidos posteriormente como uno de los responsables de la creación de la Federación Galáctica, siendo que este grupo buscaba la paz por medio de la unificación galáctica en una única sociedad.[5] Entonces, en el Año 2003 del Calendario Cósmico, los representantes de una serie de planetas, entre ellos estando incluida la Tierra y la Humanidad, marcaron el inicio de la Federación Galáctica;[11] los Chozo, con tal de consolidar sus datos con los de la Federación, desarrollaron un avanzado ordenador biológico que mantendría el nexo entre la especie aviar y el recién fundado gobierno.[5] Esta Inteligencia Artificial recibió el nombre de Cerebro Madre, y por los siguientes años los Chozo y la Federación mantuvieron una estrecha relación política y comercial, siendo un Chozo llamado Anciano Ave el representante de su gente.[12][13]

Tiempo después, en otro punto de la historia sin determinar, los Chozo de Zebes sufrieron su primer intento de invasión por parte de los Piratas Espaciales. Los Piratas Espaciales son una organización criminal dedicada al asalto de caravanas espaciales y la conquista de planetas, sin embargo no se sabe en qué momento aparecieron o se organizaron. Zebes fue uno de sus objetivos a conquistar, posiblemente sabían que los Chozo de este mundo eran pacíficos y no opondrían resistencia alguna, lo cuál facilitaría mucho la invasión. Sin embargo sucedió todo lo contrario a sus expectativas, el ataque fue repelido y el intento de invasión fue un fracaso; a partir de entonces los Piratas Espaciales no volvieron a lanzar un ataque al planeta por los siguientes años, especialmente por el hecho de que los Chozo construyeron alrededor de Zebes un Escudo de Protección Planetaria casi indestructible. En esta primera invasión, los piratas dejaron atrás un puñado de armas, además fueron responsables de que una planta llamada Flor Bajar creciera sobre Zebes, aunque no se sabe si fue algo intencional o no.[14]

SR388

Artículo principal: SR388

Inicios

Recuerdos Chozo 1 msr

En algún momento no especificado, una tribu Chozo diferente a la de Elysia y/o Tallon IV encontró el planeta SR388. Esta tribu, aparte de sus costumbres, se diferencia de los Chozo mencionados en su escritura; los Chozo de Tallon IV escribían en un lenguaje rúnico, mientras que los Chozo de SR388 tenían un lenguaje similar a jeroglíficos. Estos Chozo llegaron en múltiples naves espaciales y determinaron que el planeta era apto para construir una colonia. Esta tribu era una de las pocas que aún entrenaba Guerreros Chozo, y quizás fue por ellos que la fauna nativa, naturalmente agresiva, no les causó problemas al llegar y al explorar, de hecho, las criaturas parecían no acercárseles.

Recuerdos Chozo 2 msr

Al poco tiempo de haber llegado, un grupo se dedicó a construir la colonia, mientras que otro grupo dedicó su tiempo en el estudio de una nueva fuente de energía que recién habían descubierto en el planeta y que nunca antes había sido visto en otros lugares, ellos le dieron el nombre de Aeion a esta energía, y en sus estudios observaron que estaba presente tanto en el planeta como en los seres vivos que lo habitaban.

Recuerdos Chozo 3 msr

Más de esta energía encontraron en el subsuelo cuando excavaron para construir sus ciudades, presas, minas e incluso laboratorios de alta tecnología. Estos proyectos de construcción fueron posibles gracias a una serie de máquinas grandes y pequeñas capaces de perforar el suelo, siendo un robot llamado Diggernaut la principal herramienta en la excavación gracias a sus eficaces taladros y sistemas de limpieza.

El X y el origen de los Metroides

Recuerdos Chozo 4 msr

Sin embargo, los Chozo pronto se encontraron con un peligro sin precedentes: el Parásito X, una especie parasitaria altamente inteligente, capaz de infectar cualquier elemento orgánico, matarlo y después duplicar su cuerpo, habilidades y poseer sus conocimientos. No se sabe de dónde surgió, el parásito no parecía estar presente al momento del arribo de los Chozo, y ninguna criatura parecía estar infectada de él o ser una réplica; todo indica que el parásito se hallaba atrapado bajo la corteza terrestre, concretamente en las minas, y fue liberado al momento de las excavaciones.

Metroid-111

El X rápidamente comenzó a propagarse y a infestar criaturas, los Guerreros Chozo parecían mantenerlos a raya gracias a su tecnología y, posiblemente, a una serie de habilidades que los científicos desarrollaron con los avances sobre la investigación del Aeion. No hay constancia de que algún Chozo haya sido infestado, pero ellos sabían que el X era un peligro para la galaxia entera, capaz de destruir mundos y civilizaciones enteras, y que era necesario ponerle fin antes de que siguiera multiplicándose sin parar. Se sabe que la Federación Galáctica ya existía durante estos sucesos, pues fue precisamente a esta organización a la que los Chozo quisieron ocultarle la existencia del Parásito X.[2][15]

Los científicos Chozo inmediatamente se pusieron manos a la obra, investigaron a profundidad al X y encontraron que su peculiar biología lo hacía un ser muy resistente en su estado natural, capaz de salir ileso de impactos de armas balísticas,[16] quizás debido a su estructura gelatinosa y a la aparente falta de puntos débiles como órganos vitales. Sin embargo existía una solución para lidiar con el parásito. Las investigaciones determinaron que el X poseía energía vital como cualquier otro ser vivo, de hecho cabe la posibilidad de que en realidad sean seres compuestos enteramente de energía o en gran parte,[17] y aquello podía significar su única debilidad.

Recuerdos Chozo 5 msr

Esto llevó a los Chozo a diseñar un arma biológica capaz de consumir la energía vital de sus presas, una criatura inmune al X que se convertiría en el futuro depredador del parásito: Metroid. Traducido del idioma Chozo al español significa "guerrero definitivo".[18] El primer Metroide fue creado en los laboratorios subterráneos de SR388, eclosionado de un contenedor verde ante la mirada atónita de sus creadores. Junto al primero, otros más estaban siendo creados a su alrededor.

Recuerdos Chozo 6 msr

Los Chozo dejaron libres a los especímenes creados y probaron ser un éxito total: el X no tuvo oportunidad alguna en contra, los metroides devoraban a los parásitos y también a las criaturas replicadas, al mismo tiempo los metroides parecían estar bajo control al haber guerreros Chozo combatiendo junto con ellos. Aparentemente el exterminio del parásito X duró poco tiempo, los Metroides fueron eficaces en la limpieza del mismo hasta dejarlo al borde de la extinción, los parásitos restantes se ocultaron de alguna forma ante la presencia de los metroides y así permanecería por varios años más.

Recuerdos Chozo 7 msr

Mientras tanto, los Chozo pudieron retomar sus diferentes proyectos relacionados con la expansión de la colonia, llegaron a convivir muy de cerca con los metroides también, como si fueran mascotas o como interactúan los humanos con los diferentes animales dentro de sus ciudades. Sin embargo la paz no duró por mucho tiempo, y esta cercana convivencia entre Metroides y Chozo resultaría ser una de las principales causas de la caída de la civilización.

La caída

Recuerdos Chozo 8 msr

Por razones que aún no están explicadas del todo los metroides comenzaron a salirse de control, no sólo se fueron en contra de sus creadores, sino que además fueron capaces de evolucionar en diferentes formas mucho más agresivas y poderosas. Se da a entender que los Chozo jamás previeron que la especie predadora se saldría de control, tampoco previeron que evolucionarían en fases que resultarían ser incontrolables; también se da a entender que la energía Aeion tuvo que ver en ambas cosas.

Reina Metroid

Reina Metroid

Los Metroides evolucionados rebasaron a la capacidad de ataque y respuesta de los Chozo, los guerreros no eran suficientes como para contenerlos y las vidas de cientos, sino es que miles de colonos Chozo peligraban. Para agravar la situación, un metroide en específico fue capaz de alcanzar una etapa que le otorgó la capacidad de reproducirse, una etapa llamada Reina Metroid con la habilidad de desovar huevos, lo cual aumentaría todavía más el número de especímenes más allá de los creados, cosa que también ponía en riesgo de extinción a toda la fauna del planeta. Fue entonces que los Chozo diseñaron una rápida, pero eficaz, estrategia que les daría tiempo para evacuar el planeta e impedir que la especie Metroid siguiera multiplicándose: el Sistema de Seguridad Chozo.[19]

Recuerdos Chozo 9 msr

El Sistema de Seguridad Chozo consistió en un conjunto de elementos tecnológicos diseñados con el fin de impedir que los Metroides escaparan de las cavernas inferiores. El principal elemento del sistema fue una serie de Sellos Chozo que inundaron las cavernas inferiores con un Líquido Peligroso, inofensivo para las especies nativas, letal para las formas de vida no nativas del planeta y con la particularidad de mantener a los Metroides en animación suspendida.

Autrack artwork MSR

Autrack

Wallfire artwork MSR

Wallfire

Muchos guerreros Chozo dieron sus vidas con tal de evitar que los metroides siguieran ascendiendo a la superficie antes de que las cámaras subterráneas fueran inundadas, además los elementos secundarios del sistema de seguridad, unos robots centinelas llamados Wallfire y Autrack, y probablemente otros mecanoides llamados Gunzoo y Autoad, apoyaron en esta tarea de contención. Los sellos y en general todo el sistema no fueron diseñados solo para evitar la propagación metroide, sin embargo, también fueron creados teniendo en mente la idea de que los metroides podían caer en manos equivocadas, presagiando así los eventos previos a la Misión Zero.

Recuerdos Chozo 10 msr

Tras muchas pérdidas y sacrificios, los supervivientes terminaron evacuando el planeta con dirección a Zebes.[2] Sin embargo, un selecto grupo de Chozo se quedó atrás y pareció haber contactado con una tribu diferente de su especie que acabó llegando al planeta en una nave. Este grupo de los colonos Chozo se entrevistó con un personaje, aparentemente un oficial militar, que dirigía a un batallón de guerreros provenientes de la nave, quienes se mantenían en espera de las indicaciones de este oficial.

Recuerdos Chozo 11 msr

Entonces, por razones aún sin aclarar, este oficial acabó asesinando a sangre fría al grupo de la colonia que se quedó atrás, posteriormente se dirigió a su batallón para decirles unas palabras que también se desconocen. El motivo de este asesinato sigue por resolverse, pero probablemente haya tenido qué ver con la infestación metroide. El paradero de estos guerreros se desconoce actualmente.

A partir de este incidente la colonia construida quedó en total abandono, el paso del tiempo pasó factura sobre las edificaciones y obras que ya habían sido construidas, aunque gran parte de la colonia se mantuvo en pie, especialmente en los laboratorios subterráneos que muchos de sus sistemas tecnológicos permanecieron activos, al igual que los robots de construcción, el sistema de seguridad Chozo y otras obras más como las presas cercanas a la superficie. Cabe resaltar que solo las estructuras de la Superficie presentaban mayores daños que aquellas encontradas en niveles inferiores, por lo tanto se puede asumir que el líquido peligroso también pudo mantener en conservación el entorno. Y en cuanto al líquido, fue capaz de impedir la reproducción de la especie metroide que para entonces rondaban los 40 ejemplares,[20] también impidió, por un tiempo, que salieran a la superficie.

Historia reciente

Adopción y entrenamiento de Samus Aran

Metroid - 14

Los representantes de los Chozo zebesianos, Anciano Ave y Voz Gris, habían viajado a la colonia humana K-2L buscando el valioso mineral que recibe el nombre de Afloraltita, una sustancia altamente volátil que, juzgando por la dificultad que los Chozo tuvieron para encontrarla, solo existe en dicho planeta. En medio de las negociaciones, Anciano Ave había conocido a la pequeña Samus Aran, quien para entonces tenía tan solo tres años de edad, y Samus pidió su ayuda frente a un problema que tenía con una criatura autóctona del planeta, dejando a Voz Gris a cargo de las negociaciones.

OBK2L

Sin embargo no hubo ningún trato, Rodney Aran les negó su petición argumentando que la afloraltita estaba reservada únicamente para las caravanas espaciales, siendo otra muestra de su extrema rareza en la galaxia. Entonces los Chozo partieron de la colonia, sin embargo regresarían tan solo unos instantes después al interceptar un código de emergencia proveniente de la colonia y que iba dirigido originalmente a la Policía Federal. Pero fue muy tarde, para cuando llegaron la colonia fue arrasada totalmente gracias a un ataque de los Piratas Espaciales (dirigido por Ridley) y al sacrificio de Rodney Aran al destruir la nave de carga pirata en la que se cargó la afloraltita, ocasionando así una explosión de magnitud masiva. De todos los colonos hubo una única superviviente: Samus Aran.

Metroid-65

Anciano Ave y Voz Gris recogieron a la desorientada Samus y la llevaron al planeta Zebes, una vez allí utilizaron el ADN de Voz Gris para fusionarlo con el ADN humano de Samus utilizando una Máquina de Adaptación Corporal, esto con el fin principal de que ella se adaptase al entorno hostil del planeta, pero también le otorgaría a futuro mejoras en sus habilidades físicas. Desde los tres años hasta los catorce años de edad, Samus vivió entre los Chozo bajo su tutela, ellos también la entrenaron en el arte de combate Chozo con tal de convertirla en una protectora de la galaxia; Cerebro Madre también fue partícipe en su entrenamiento al supervisarla por medio de cámaras móviles redondas, y fue esta IA quien creó su primer Traje que usaría hasta su Misión Zero.[5]

A los catorce años, Samus había terminado su entrenamiento con los Chozo y abandonó Zebes para trabajar en la Policía Federal, en donde combatiría contra la amenaza de los Piratas Espaciales. Mientras tanto, Cerebro Madre estaba comenzando a dar las primeras señales de una adquisición de emociones y autoconsciencia, asimismo su frustración con los Chozo y Samus iba acrecentándose cada vez más, lo cual desencadenaría los sucesos siguientes.

La conquista de Zebes

Metroid-72

Los Chozo, por su parte, seguían en contacto con la Federación Galáctica y llegaron a ser testigos de las múltiples reuniones del Consejo en el Salón de Asambleas de la Federación, en la capital de Daiban. Ante la amenaza de los Piratas Espaciales, el consejo dictaminó que la guerra era la única alternativa para lidiar con ellos; pocos se opusieron a esta decisión, entre ellos el Presidente Keaton, quien creía que ganar la paz por medio de la fuerza no era la solución, siendo una visión que compartía Anciano Ave.

Metroid-107

Esta militarización acabó por hacerse realidad cuando el planeta Jigrad fue liberado de la ocupación pirata, un trabajo realizado por un equipo de la policía conformado por Samus, Kreatz y Mauk. La victoria fue el detonante que acabó por convencer a todo el consejo de que una declaración de guerra era la única manera de lidiar con el enemigo, y así se transmitió esta reunión a toda la Federación por medio de pantallas holográficas. Tras esta transmisión, los Chozo se lamentaron en que fallaron en hacer entender su mensaje de paz, el verdadero propósito por el que se fundo la Federación Galáctica.

Sin embargo, nadie sospechaba de que los piratas tenían un as bajo la manga, nadie sabía que la ocupación de Jigrad era tan solo una distracción para un plan mucho más grande y ambicioso. Fue por medio de un prisionero pirata capturado en Jigrad, conocido como P-1, que Samus y compañía se enteraron de que los Piratas Espaciales estaban a punto de llevar un segundo asalto sobre el planeta Zebes.[21]

Metroid-168

Aunque no se menciona directamente, se sabe que Cerebro Madre, ahora plenamente autoconsciente, fue la que planeó la segunda invasión pirata, pues cuando la flota dirigida por Ridley deshabilitó el escudo de defensa por medio de micro-agujeros negros generados por su Nave Estandarte Pirata, y posteriormente inició la invasión por tierra, no hubo ningún tipo de resistencia ofrecida por los Chozo, algunos llegaron a huir a tiempo entre ellos estando Anciano Ave, pero otros pocos permanecieron en el planeta en calidad de rehenes. Tras la rápida y sencilla conquista, Cerebro Madre se convirtió en la nueva líder defacto de los Piratas Espaciales, estando por encima de Ridley y del Mando, y nombró al Chozo Voz Gris como uno de sus lugartenientes, pues él parecía compartir la misma visión que Cerebro Madre tenía para el futuro de la galaxia y el universo, una visión distorsionada de lo que pretendían los Chozo al unificar la galaxia y que involucraba en usar a los Piratas Espaciales para instaurar el verdadero orden.

Vol II-48

Tras una serie de sucesos en el que Samus y su equipo de policía intentaron rescatar a los rehenes Chozo, una flota de la Federación liderada por Adam Malkovich lanzó un ataque al planeta Zebes con tal de liberarlo de la ocupación pirata, Samus y los demás aprovecharon esta oportunidad para evacuar a los Chozo restantes. Y por otra parte, Voz Gris, quien todo ese tiempo había fingido estar de parte de Cerebro Madre, se armó con una armadura antigua con la que buscó eliminar a la IA de una vez y por todas. A punto de conseguirlo, Ridley acudió a tiempo en auxilio del cerebro y encaró a Voz Gris, ambos batallaron por algunos minutos pero al final Voz Gris acabó perdiendo la batalla, siendo asesinado en el proceso.

Afortunadamente los otros Chozo, Samus y su equipo lograron evacuar, la flota de Adam pudo destruir la Nave Estandarte Pirata también, pero aun así fue imposible recuperar el planeta. A partir de este momento, Zebes se convirtió en una fortaleza pirata, la más importante conocida solo por detrás del Planeta Pirata, y sus conquistadores se autonombraron como Zebesianos.[2]

Destino final

A partir de estos sucesos, se desconoce el paradero actual de los Chozo. Los que vivían en Zebes sobrevivieron y huyeron a un lugar desconocido, y los de Tallon IV sufrieron muchas pérdidas, pero también se sabe que hubo supervivientes que partieron a un lugar que de igual forma se desconoce. Por estas razones se considera que la especie se encuentra extinta.[22]

Sin embargo el último de los Recuerdos Chozo implica que los Chozo no han desaparecido del todo, al menos no un grupo malicioso de ellos. Si estos Chozo aparecerán en un futuro como un elemento importante es algo que se desconoce.

Inconsistencias

Creación de los Metroides

Existe una contradicción con lo expuesto en Metroid: Samus Returns y en el manga del 2002 acerca del origen de los Metroides.

En el manga se expone que los metroides fueron creados en el planeta Zebes, desarrollo en el cual participó Cerebro Madre, y tenían como fin el combatir al Parásito X originario de SR388, pues los Chozo temían que el parásito podría caer en manos equivocadas y ser usado para infiltrarse en la Federación. Se pone en manifiesto también que la Afloraltita era un elemento clave en su creación y que esta era la razón por la cual visitaron a la colonia K-2L, asimismo se demuestra que los metroides fueron creados justo antes de la segunda invasión pirata.

Por otra parte, Samus Returns, concretamente en los Recuerdos Chozo, muestra que los metroides fueron creados en SR388 a manos de los colonos que vivían ahí, igualmente como una respuesta al Parásito X que había sido liberado durante las excavaciones. No se menciona que Cerebro Madre o los Chozo de Zebes hayan tenido algo que ver en su creación, sino que aparentemente fueron invención propia de los Chozo de SR388.

Tomando como base toda la información conocida hasta el momento, se puede afirmar que los Metroides fueron creados en SR388 y no en Zebes como muestra el manga. Las razones son las siguientes:

  • De acuerdo con la información dada en la Sala de Desarrollo, y declarado por el propio Yoshio Sakamoto, los Chozo de SR388 abandonaron el planeta con destino a Zebes a raíz del descontrol de los Metroides (algo que se muestra en los Recuerdos Chozo). Por lo tanto, es imposible que el desarrollo Metroid haya finalizado en Zebes justo antes de la invasión pirata, pues de lo contrario los supervivientes Chozo no se habrían dirigido a este planeta, ya que para ese entonces debía estar conquistado. Esto indica que el desarrollo del proyecto Metroid culminó antes de la conquista zebesiana, pero al mismo tiempo cuando la Federación Galáctica existía.
  • El manga muestra al planeta SR388 como un lugar deshabitado y que los Chozo descubrieron recientemente poco antes de ir en busca de afloraltita a la colonia K-2L. No se menciona que en SR388 haya habido una colonia Chozo, sino que lo estaban explorando por medio de alguna clase de videocámara con la que captaron el momento en que un Hornoad fue consumido por un X, por lo tanto el manga da a entender que jamás hubo colonia alguna sobre el planeta. En cambio, en Samus Returns, e incluso en Return of Samus, existen vestigios que demuestran todo lo contrario.

Partiendo de estos puntos, se puede concluir que lo demostrado en el manga era tan solo una explicación temprana de cómo y por qué los Metroides fueron creados. Con los años, la historia de la especie fue cambiando, y en Metroid: Samus Returns queda demostrado su verdadero origen en SR388 y no en Zebes.

Sin embargo no puede descartarse del todo que, efectivamente, Cerebro Madre y los Chozo de Zebes tuvieron algo que ver en su creación. Se conoce que los Piratas Espaciales atacaron a la Nave de Investigación Espacial Marina cuando esta partió de SR388 con un espécimen Metroid en su poder, y en el ataque los mismos piratas robaron este espécimen para posteriormente multiplicarlo en su fortaleza de Zebes. De acuerdo con la introducción de Samus Returns, este ataque no fue fruto del azar, implicando así que los piratas asaltaron a la nave de la Federación con el fin de robar al espécimen en cuestión; por lo tanto, se puede asumir que Cerebro Madre ya tenía conocimiento de los Metroides y fue ella quien ordenó el ataque a la nave.

Fundadores de Chozodia

Por mucho tiempo se ha puesto en duda sobre quiénes fueron los fundadores originales de Chozodia y todas las obras Chozo presentes en Zebes. Se sabe que un grupo proveniente de Elysia se asentó en Tallon IV un milenio antes del Ataque de Norion, lo cual lleva a creer hubo una posible división, es decir que mientras algunos se quedaron en Tallon IV otros continuaron su viaje al planeta Zebes. Otra segunda teoría dice que los supervivientes de SR388 fueron los fundadores de la colonia zebesiana. Una tercera teoría dice que una tribu diferente a las dos mencionadas fue la que pobló Zebes.

Haciendo un análisis, la primera teoría puede descartarse. En el Legado Chozo no se hace mención alguna del planeta Zebes sino únicamente en los Datos Pirata, cosa que tiene sentido siendo que Metroid Prime transcurre tres años después de la Misión Zero; de igual forma en Cielolab no existe ningún registro de la existencia de Zebes. Otro punto en contra son las diferencias fisiológicas y culturales: mientras que los Chozo de Tallon IV eran casi lampiños y escribían en un lenguaje rúnico, los Chozo de Zebes estaban cubiertos de plumas y tenían una escritura diferente, la misma escritura que la de los Chozo de SR388 que de igual forma tenían plumas en sus cuerpos. Estos últimos detalles validan más la teoría de que los Chozo de SR388 fueron los primeros pobladores de Zebes.

Sin embargo se debe tomar a consideración un detalle: los Chozo de SR388 colonizaron dicho planeta cuando la Federación Galáctica ya existía, pues a ellos se les ocultó la existencia del Parásito X. Esto es algo que no sólo se confirma en el manga de origen, sino también que es algo confirmado por Yoshio Sakamoto en su sección de preguntas y respuestas en la Sala de Desarrollo. Al mismo tiempo, es un hecho que los Chozo vieron la necesidad de unir la galaxia en una única sociedad, lo cual marcó la fundación de la Federación Galáctica, y los Chozo, para consolidar sus datos con los de la Federación, construyeron a Cerebro Madre como nexo. Si Cerebro Madre y la Federación fueron creados casi al mismo tiempo, quiere decir que ambos sucesos ocurrieron antes que la colonización de SR388, por ende antes de que el Parásito X fuera descubierto y posteriormente ocultada su existencia.

Esto conduce a que la tercera teoría es la correcta. Los Chozo llegaron a Zebes antes de que SR388 fuera colonizado, antes de que la Federación Galáctica existiera, por lo tanto los supervivientes de SR388 llegaron a Zebes cuando este ya estaba ocupado. Sin embargo esto no descarta la posibilidad de que ambos grupos tengan una relación, ya que comparten una fisionomía parecida y también la misma escritura, siendo la única diferencia entre ambos que los Chozo de Zebes eran completamente pacíficos e incapaces de hacer daño a otros, mientras que los de SR388 aún tenían guerreros en su haber.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Legado Chozo
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Sala de Desarrollo
  3. Busto de Dryn en Cielolab
  4. Datos Pirata, entrada: Estudios de los Chozo
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Metroid Manga/Capitulo 7: Impacto
  6. Pista del Artefacto de la Fuerza
  7. Crónicas Luminarias, entrada: Los Orígenes
  8. Datos de la Federación, entrada: Incidente de Tallon IV
  9. Artwork de Phantoon en Metroid: Other M
  10. Manual de Super Metroid para Covern
  11. Manual de Metroid: Zero Mission
  12. Metroid Manga/Capitulo 1: Invasión
  13. Metroid Manga/Capitulo 3: Primera Batalla
  14. Metroid Manga/Capitulo 2: Destino
  15. Metroid Manga/Capitulo 4: Amenaza
  16. Introducción de Metroid Fusion
  17. Los X víctimas de predación Metroide no dejan restos como con otros seres vivos, sino que son consumidos en su totalidad, lo que da a entender que el X podría estar compuesto en gran parte, o totalmente, de energía
  18. Manual de Metroid Fusion
  19. Guía Oficial de Metroid: Samus Returns
  20. Detector de Metroides
  21. Metroid Manga/Capitulo 4: Amenaza
  22. Página oficial de Metroid Prime
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.