Metroidover
Advertisement
Metroidover

Este es un artículo destacado de Metroidover


Metroid Omega (Omega Metroid en las versiones inglesas) es la sexta etapa de evolución natural de la especie Metroid en SR388. Es también la última evolución natural en la mayoría de los casos. Si un Metroid Omega ha heredado un gen favorable, entonces podrá convertirse en la Reina Metroid y completar la cadena.

Aparecen como enemigos recurrentes en Metroid II: Return of Samus y Metroid: Samus Returns, y como jefe final en Metroid Fusion.

Características

Biología

El Metroid Omega es la última evolución del ciclo natural de la especie metroide y representa una versión más grande y poderosa del Metroid Zeta. Están en lo más alto de la cadena evolutiva y alimenticia de SR388. Son bípedos y son similares a dinosaurios. Su núcleo interno está protegido por un resistente exoesqueleto, posee una enorme boca a partir de la cual puede expulsar podersos torrentes de fuego a temperaturas muy altas.

Al igual que sucede con los Metroid Zeta, su enorme peso les impide volar y ya no disponen de la agilidad que caracterizaba a sus antecesores. Sin embargo, su enorme fuerza y resistencia hacen que sea inmune a casi todos los ataques que pueda recibir. Su núcleo interno es su único punto débil, pero está protegido por una extensión de su exoesqueleto. Son además capaces de emitir proyectiles de ácido desde su boca, y tienen unas garras con capacidades perforantes.

Existen notables diferencias entre los Metroid Omega que habitan en SR388 y el único que aparece en la Estación de Investigación de B.S.L.. Se desconoce la razón de estas diferencias, tanto físicas como de ataque, y pueden existir múltiples motivos. Puede deberse al diferente ecosistema, se conoce que los Metroides se desarrollan de forma distinta en lugares distintos, puede deberse a que el ADN del Metroid Omega de Fusion proviene del Pequeño, quien tenía un tamaño y poderes superiores a otros metroides de su tipo. Se puede deber también a posibles experimentos genéticos o a otra razón desconocida.

Los Metroid Omega habitan únicamente en el planeta SR388, morando las cavernas cercanas a la residencia de la Reina Metroid. No todos los Metroid Omega pueden pasar a la siguiente fase, se sabe que hacen falta unos requisitos especiales para que un Metroid Omega disponga del gen necesario para evolucionar a la última y más poderosa etapa.

El único espécimen encontrado fuera de SR388 fue en la estación de B.S.L., el cual, por razones desconocidas, disponía de características diferentes a los de SR388. El espécimen de B.S.L. no demuestra algunas de las habilidades de los especímenes originales, ya es incapaz de emitir los flujos de fuego de su boca o blindar su punto débil con una coraza. Este espécimen en específico solo cuenta con sus garras como único medio de ataque. Otro aspecto notable es que se ha vuelto inmune contra los impactos de misiles sobre su núcleo, lo cual representa una ventaja sobre sus parientes originarios de SR388.

Se desconocen las causas por las cuales el espécimen de B.S.L. es diferente a los nativos de SR388 siendo que se crió en un entorno similar al de dicho planeta; podría estar relacionado a su crecimiento acelerado en laboratorio, o a que su ADN viene directamente del Pequeño, quien también ha pasado por cambios inusuales.

Apariciones

Samus Aran se encuentra con los Metroid Omega en SR388, en Metroid II: Return of Samus y en Metroid: Samus Returns, así como en la Cubierta Principal de la Estación de Investigación de B.S.L., en Metroid Fusion.

Metroid II: Return of Samus

Samus ante un Metroid Omega.

En Metroid II: Return of Samus los Metroid Omega aparecen en la Fase 8 del planeta SR388, siendo una versión algo más grande, pero también más lenta, de los Metroid Zeta. Poseen un cuerpo algo más grande que Samus y pueden volar gracias a sus capacidades quinéticas. Atacan emitiendo esferas de fuego, así como con fuertes embestidas.

Samus puede destruir a los Metroid Omega con los misiles, los cuales debe disparar hacia sus torsos, que es donde se encuentra su núcleo central y único punto débil. Samus debe saltar para evitar las esferas ígneas y puede usar el Ataque Barrena para repeler sus embestidas.

Los Metroid Omega requieren 40 misiles para ser destruidos, y Samus se encuentra con ocho en el planeta.

Metroid: Samus Returns

En Metroid: Samus Returns, los Metroid Omega aparecen en el Área 6 y Área 7 del planeta SR388. Son una versión gigantesca y más poderosa de los Metroid Zeta, con menor agilidad pero mayor capacidad de ataque. Los Metroid Omega ya no pueden volar y al ser bípedos tienen un movimiento parecido al de los dinosaurios.

Metroid Omega pecho regenerado msr.png

Su principal forma de ataque es emitir un poderoso Rayo de Fuego que es imposible de detener o evitar con el Ataque Giratorio, por lo que Samus deberá evitarlo ya sea pasando por encima o por debajo del Metroid Omega usando la morfosfera. También intentará embestir a Samus, pudiendo ella utilizar el contragolpe, o usar sus poderosas garras y cola para propiciar el mayor daño posible. En ocasiones, golpeará el suelo con su cola para provocar la caída de escombros.

Aunque su núcleo sigue siendo la parte más vulnerable, está protegida por una membrana extendida de su exoesqueleto. Esta puede ser destruida con los misiles, pero es también vulnerable al Rayo de Hielo y a la Bomba de Energía. Una vez destruida, Samus debe atacar al núcleo central con cualquiera de sus armas, aunque la mejor opción son los Súper Misiles. La membrana se recuperará dado un momento, por lo que Samus deberá repetir el proceso para derrotarlo.

Metroid Fusion

SA-X contra el Metroid Omega.

Samus se encuentra con el Metroid Omega en los Puertos de Atraque, durante la secuencia de escape de la estación de B.S.L., tras haber activado el proceso de movimiento de la estación espacial y haber derrotado a SA-X. Una serie de carcasas de metroide se puede ver repartidas por toda la Estación, las cuales simbolizan el proceso de evolución de este metroide, que en algún momento escapó de la Zona Restringida de los laboratorios.

El Metroid Omega de Fusion ataca utilizando sus poderosas garras, un golpe directo puede acabar con varios tanques de energía, así como derribar a Samus y dejarla inmóvil por unos segundos. Al principio, Samus no dispone de armamento que pueda utilizar en su contra, pero tras absorber el X Acorazado del SA-X, Samus recuperará el Rayo de Hielo, el cual deberá utilizar contra el núcleo en el torso. El Metroid Omega es fácilmente derrotado de esta manera.

Información adicional

Manuales

Manual de Metroid II: Metroid Omega
Esta mutación es inmensa; su poder, ¡increíble!
Omegametroidpixel.jpg

Galería

Curiosidades

Boceto de Danny Richardson

  • Su nombre tiene mucha relación con su etapa de evolución: La letra "Omega" es la letra final del abecedario griego.
  • Tiene parecido con el Guardia Pretoriano de los juegos Alien vs Predator, ya que ambos se encuentran cerca de sus respectivas reinas, además los dos tienen mayor fuerza y tamaño comparados con otros de sus respectivas especies.
  • El hecho de que el Metroid Omega de B.S.L. dejara cinco carcasas que se asemejan a la membrana de un metroid gigante implica que su forma larvaria no pasó por el ciclo de Alfa-Gamma-Zeta, sino que simplemente fue creciendo de tamaño en forma de larva hasta convertirse en un Omega. Si es así, es probable que este sea el resultado del proceso de crecimiento acelerado del que habla Adam.
  • El Metroid Omega de Metroid Fusion ataca a Samus a pesar de que esta última tenía ADN Metroid, mientras que los otros metroides en la Zona Restringida la ignoran. Esto puede deberse a que dichos metroides ven como una mayor amenaza al SA-X que, ciertamente, decide atacarlos en ese momento. Alternativamente, el Metroid Omega puede ser una criatura generalmente violenta y habría atacado a cualquier organismo "no Metroid" y que haya entrado en los Puertos de Atraque. La última explicación está respaldada por los Recuerdos Chozo, en los cuales los Chozo vivían en armonía con los metroides, pero fueron atacados tan pronto como estas evolucionaron a sus siguientes etapas.
  • El Metroid Omega es el único jefe totalmente orgánico en Metroid Fusion que no fue infectado por el Parásito X (el B.O.X. está compuesto principalmente de componentes mecánicos), pero esto se debe únicamente a su inmunidad natural al X que comparte con otros de su especie.
    • La batalla con Omega Metroid es la segunda batalla de jefes en Fusion con un límite de tiempo, después del Científico Falso. Además, ambos comparten el mismo tema de batalla.

Veáse También


Artículos destacados
Este es un artículo destacado escogido como tal por la comunidad Metroidover, es uno de los mejores artículos de esta wiki. Fue escogido en Escogido en abril de 2018.

Advertisement